DE PRE Y PROBIÓTICOS… ¿QUÉ SON Y PARA QUÉ SIRVE EL JARDÍN MICROBIANO?


alimentos-probioticos-organismo


 

A inicios del siglo XX, Elie Metchnikoff científico ruso galardonado con premio nobel de medicina. Atrae la atención sobre los probióticos, flora intestinal y algo a lo que nombró “auto-intoxicaxión intestinal”.  Pero,  ¿qué son los probióticos y que diferencia tienen con los prebióticos?

Primero veamos a nuestro sistema gastrointestinal como un ecosistema. Sí, ahí habitan aproximadamente 100 trillones microrganismos, sobrepasando la cantidad de células humanas (IUFIC, 2013). Viven se reproducen y mueren miles de microorganismos tanto buenos como malos (microbiota). Los PROBIÓTICOS son los chicos buenos y que hacen que nos sintamos bien y también intervienen en el combate de enfermedades.

La microflora o (microbiota intestinal) es particular para cada uno de nosotros. Sin embargo, compartimos algunos microorganismos base (IUFIC, 2013). Esta estrecha relación es  otro regalo de vida de nuestras madres, al momento de pasar por el canal de parto y luego al ser amamantados con leche materna, cuyo contenido además de nutrientes son cepas bacterianas benéficas que contribuyen a desarrollar el sistema inmune del bebé (Sastre, 2003; Olivares  et al.,  2008; IUFIC, 2013; O´ Bryan  et al., 2013). Los probióticos son organismos vivos que al ser consumidos pueden conferir un beneficio al hospedero, en este caso a las personas (O´ Bryan  et al., 2013). En su mayoría son bacterias como: Bifidobacteria, Clostridia, Streptococcus  y Lactobacillus. Los cuales están presentes en muchos alimentos o suplementos y también en bebidas. Si bien el más famoso es el Yogurt existe una lista bastante larga de alimentos con probióticos  como: el Kéfir, el miso, el chucrut, el kimchi, los búlgaros, los tibícos, el vinagre de sidra de manzana, la Kombucha, la leche agría, suero fresco de leche, quesos artesanales y maduros e inclusive el tepache y el pulque (Calvo et al., 2016). Si deseas conocer cómo preparar algunos de ellos puedes acercarte al libro Fermentación para principiantes de la editorial Drakes (disponible en Google books).

Ahora bien, conozcamos a los prebióticos y sus funciones. Los prebióticos se usan para promover el desarrollo de las bacterias benéficas que viven en nuestro interior, pero también ayudan a que exista una colonización de probióticos administrados externamente (comida o pastillas con probióticos). Un prebiótico son todas aquellas sustancias que no son digeribles en la parte superior del tracto intestinal, al llegar al colón sirven como comida para los probióticos. Generalmente se trata de carbohidratos complejos presentes tanto en frutas, verduras, semillas y algas por ejemplo: poro, cebolla, achicorias, ajo, espárragos, plátano, alcachofa, nueces, dátiles (Sastre, 2003; O´ Bryan  et al., 2013).

En palabras más amenas los prebióticos son la fibra que ingerimos en la dieta. Cabe destacar, que la fibra es un material complejo proveniente de reino vegetal  que resiste las enzimas digestivas. Existen dos tipos de  fibra: la soluble,  fermentable y viscosa,  y la insoluble, no viscosa y poco fermentable (Sastre, 2003; Calvo et al., 2016). Los prebióticos como los fructooligosacáricos, la inulina  están presentes en  cereales y tubérculos y los galactooligosacáricos se encuentran en la leche materna. (Sastre, 2003; O´ Bryan  et al., 2013). Cuando ocurre la fermentación, se generan unas sustancias llamadas ácidos grasos de cadena corta. Los cuales aportan energía a las células del colón e inhibe el crecimiento de células tumorales. Otro benéfico de la fibra es acelera el tránsito digestivo y mejoran la absorción de minerales como el calcio (Sastre, 2003).

Cada vez son más las investigaciones que avalan los beneficios de ambos, pre y probióticos en nuestra salud. Algunas aplicaciones novedosas que se están desarrollando son: cremas faciales que prometen la cura del acné, gracias a la repoblación con bacterias benéficas. Y la infección de mosquitos con una bacteria que impide que el virus del dengue se multiplique. Si se desea comprender el mundo de los microorganismos y su evolución con nosotros, el documental “La vida en nosotros” disponible en YOUTUBE será de gran ayuda para entender que esta relación es fundamental para el desarrollo de todo ser humano.

 

Sitios de interés

http://www.elprobiotico.com/v-workshop-probioticos-prebioticos-y-salud-evidencia-cientifica/  (Es una página en español, sobre la evidencia y el uso de probióticos)

http://www.news-medical.net/health/Probiotics-History.aspx (Breve historia sobre los probióticos, está en inglés)

http://www.elmundo.es/economia/2015/11/27/56588b3322601d533a8b4620.html

(Revista El mundo, España. Hablan sobre el cosmético con prebióticos)

http://www.sophimania.pe/ciencia/medicina-salud-y-alimentos/liberan-mosquitos-infectados-con-bacterias-para-detener-el-dengue/

(Resumen el trabajo del grupo de científicos Australianos que combaten el  virus del dengue con bacterias )

Videos

https://www.youtube.com/watch?v=lmq03wFuwbE (Aquí el médico pediatra Martin Gruenberg nos habla sobre qué son los probióticos)

https://www.youtube.com/watch?v=P0EuNl7sfCQ  Es el documental “La vida en nosotros” (si tienes tiempo, dura cerca de una hora, muestra cómo es que evolucionamos junto con los microbios y su papel en nuestra salud. Está en español, un viaje al interior del cuerpo humano, trata desde probióticos (minuto 26)  hasta enfermedades actuales)

https://www.youtube.com/watch?v=2s9A7q3kung (Entrevista con Jaime Carral (La semilla colectiva) donde habla sobre la kombucha que es una bebida llena de probióticos)

https://www.youtube.com/watch?v=bbHZdQGZqS0 (En inglés, traducido en español habla sobre la relación de nuestro sistema inmune con los pre y probióticos)

Referencias

  • European Food Information Council, EUFIC (2013). “El papel de la microbiota intestinal en la salud humana” página en red http://www.eufic.org/article/es/artid/El_papel_de_la_microbiota_intestinal_en_la_salud_humana/ Consultada el 23 de octubre de 2016
  • Sastre  A. (2003). Prebióticos y probióticos: mecanismos de acción y sus aplicaciones clínicas. Gatroenterol Hepatol. (Supl.1): 6-12.
  • O’Bryan, C. A., Pak, D., Crandall, P. G., Lee, S. O., & Ricke, S. C. (2013). The role of prebiotics and probiotics in human health. J Prob Health1(108), 2.
  • Olivares, M; Lara-Villoslada, F; Sierra, S; Boza, J; Xaus, J. Acta Pediátrica Española66.4 (2008): 183-188.
  • Calvo B.C., Gómez C.C., López N.C., y López P. B. (2016) Manual de alimentación. Planificación alimentaria. UNED. Madrid. P. 556


Responder